Categoría: proteina , suplementos

Suplementos proteicos: ¿en qué fijarse?

Importante: Los suplementos proteicos deben contener al menos un 70% de proteína. Están dedicados a las personas con mayor demanda de este nutriente, por ejemplo, a los deportistas y a las personas que tienen dificultades con aportar al organismo la cantidad necesaria de proteínas en forma de unos productos alimenticios tradicionales.

La primera cosa en la que nos debemos fijar eligiendo el suplemento proteico es el contenido real de proteínas. El suplemento proteico debe contener al menos un 70% de proteínas. Si resulta que en los 100 g del suplemento proteico hay más de 25 g de carbohidratos, entonces en vez del suplemento proteico tendremos que ver con el suplemento de proteínas y carbohidratos.

Los suplementos proteicos son una diversificación rica de la dieta, en particular, de la dieta consistente en alto contenido de proteínas. Mayor demanda de proteínas la tienen las personas físicamente activas. Es resultado de un gasto más rápido de proteínas y de una necesidad elevada de la regeneración muscular. En las personas que entrenan con regularidad la demanda de proteínas puede incrementar incluso dos o tres veces más con respecto a las personas que prefieren el ritmo de vida sedentario. En caso del culturismo, la demanda de proteínas puede alcanzar incluso 2,5 g por cada kg de la masa corporal. Un hombre de 90 kg necesitará más o menos 225 g de proteínas al día. Es difícil aportar tanta cantidad en forma de productos proteicos estándares tales como carnes, huevos, quesos frescos. Es posible, pero está relacionado con una excesiva participación del aparato digestivo. Entonces es más cómodo aportar una parte de proteínas en forma de unos suplementos proteicos balanceados. Los suplementos proteícos en vista de su forma líquida y la tecnología de producción segura, son una alternativa proteica a incluir en la dieta. 

Presta atención en la calidad de los componentes proteicos del suplemento proteico, es decir, en la cuestión de la proteína completa. 

Importante: El suplemento proteico debe basarse exclusivamente en las fuentes de proteína completas que es carne, leche (fuente de proteína de suero y de caseína) y huevos. El mayor valor biológico lo tienen las proteínas de suero de leche.

A decir verdad nunca podemos estar seguros de cuánta proteína seremos capaces de asimilar de la comida. Basta con que falte cualquier aminoácido esencial para que la absorción no esté completa. La asimilación puede estar limitada también por los procesos de tratamiento térmico de los alimentos que a veces pueden causar la irreversible denaturación de proteínas. En caso de los suplementos proteicos podemos estar seguros de que aportamos al organismo una porción de proteínas completas obtenidas en efecto de tecnologías de producción seguras (micro o ultrafiltración, sin uso de temperaturas altas).

Eligiendo el suplemento proteico, opta por el que está basado exclusivamente en los componentes proteicos completos. La proteína completa contiene una fórmula balanceada de todos los aminoácidos esenciales. Así es la proteína vegetal. En cuanto a los suplementos proteicos, las fuentes más populares y completas de proteínas son las proteínas de leche, de huevos y de ternera. Basándose, entre otros, en la composición de los aminoácidos, a las respectivos tipos de las proteínas se les asigna un valor biológico (BV) correspondiente que indica la posibilidad de asimilación de la proteína por el organismo humano. El mayor valor BV, de aprox. 100, lo tiene la proteína de suero que es una de las proteínas de leche. Las proteínas de huevos y de caseína también tienen un alto valor biológico. De entre las proteínas vegetales el mayor valor lo tienen las proteínas de soja. A fin de cubrir una parte de la demanda de proteínas con suplementos proteicos, es mejor optar por un suplemento basado en los componentes proteicos completos.

Profundizando el tema de los suplementos proteicos resulta que pueden suministrar el mismo tipo de proteína en diferentes formas determinadas por el tiempo de su absorción final. Otro parámetro a la hora de valorar los suplementos proteicos que debemos tomar en consideración eligiendo el producto proteico, es el momento de tomar la proteína.

Define cuándo quieres tomar el suplemento proteico, es decir, la proteína de lenta o de rápida asimilación.

Importante: Por la mañana, después de entrenamiento, toma los suplementos proteicos de rápida asimilación tales como el aislado o el hidrolizado de proteína de suero (WPI, WPH). Antes de ir a dormir escoge las proteínas de lenta absorción tales como la caseína o la mezcla de diferentes fracciones proteicas de tiempo de asimilación alargado (WPC, caseína, huevos, soja).

Los suplementos proteicos tienen diferentes tiempos de asimilación. Algunos se digieren en tan sólo 15 minutos y al cabo de este tiempo en la sangre aparecen los productos finales de su descomposición, los aminoácidos. Otros suplementos muestran una cinética de transformaciones más lenta de y su carácter digestivo garantiza un suministro de aminoácidos durante largas horas. En general no su puede decir que un grupo de dichos suplementos proteicos es mejor que otro. La cuestión más importante es ajustar el suplemento proteico, su tiempo de asimilación, a la demanda actual de proteínas.  

En los suplementos proteicos de rápida cinética de transformaciones incluimos diferentes formas de proteínas de suero. La que muestra la más rápida absorción es el hidrolizado (WPH), luego el aislado (WPI) y el concentrado (WPC). Vale la pena tomar dichos suplementos proteicos cuando queremos suministrarnos la proteína rápidamente.  El momento ideal para tomarlos es el momento después de despertarnos, en vista de alto nivel de transformaciones metabólicas, o bien, el momento después de entrenar cuando el organismo está ocupado de la regeneración muscular y el consumo de fracciones proteicas de difícil digestión sólo perturbaría este proceso tan arduo de recuperación.

En los suplementos proteicos de lenta transformación incluimos la caseína de leche, proteína de huevos, proteína de ternera y de soja. Son unos productos ideales para consumirlos, por ejemplo, antes de acostarnos, cuando debemos garantizar un suministro lento de los aminoácidos a los músculos que se regeneran. Con los suplementos proteicos de dicha composición podemos también sustituir la proteína en cualquier comida durante el día, salvo el momento después del entrenamiento. Muchas veces nos pasa que no tenemos la comida preparada y nuestro estómago nos hace recordar de que se está acercando  la hora de comer. No hay nada más simple que tomar una porción de suplemento proteico con, por ejemplo, los copos de avena para obtener una comida completa que aportará a nuestro organismo las proteínas y la energía necesaria hasta la próxima comida.

 

Retornar

Comentarios

Adiciona su comentario

Adiciona su comentario

>
Wiadomość

Trec Nutrition en la Feria Arnold Classic

Arnold Classic, es decir, uno de los más prestigiosos eventos multideportivos en el mundo, se celebrará en Barcelona del 23 al 25 de septiembre en el recinto de la Fira de Gran Vía....

Únete a nuestro equipo

¿Tienes un perfil fitness popular en Instagram?

Receta de pudding de mijo con frambuesas

El pudding de mijo con frambuesas te dará mucha energía para tu entrenamiento duro.